Blog Detail

Insatisfech@?

1 Jun , 2016,
Romina Madrid
, ,
one comments

Transforma tu sentir y revive!

Normalmente no solemos querer admitir que nos encontramos insatisfechos sexualmente. Vivimos en una cultura en la que los objetivos personales son muy importantes, y si de pronto alguien nos pregunta: vos estas bien? casi en un acto reflejo decimos que sí, que por supuesto que estamos bien.
Sin embargo, suele haber un “temorcito” a hacernos esta pregunta en verdad: Estoy bien?
Llevemos esta pregunta a la cama. Qué pasa cuando cuando al mirar hacia adentro la respuesta es: no, la verdad es que me siento insatisfecho. Uy, qué difícil de admitir no?!
Pero lo cierto es que sino me enfrento a mi propia realidad, quién lo hará por mí?, cómo podré cambiarla, transformarla, en un más pleno sentir si me mantengo ausente de mi percepción sobre la realidad que vivo?
Mi percepción en el cuerpo sobre el concepto de insatisfacción es como de un vacío. Un vacío quizás en el centro del pecho, quizás en la boca del estómago, quizás justo en medio. Se me apagan los ojos, se me hunde el corazón y me da pesadez en la cabeza mayormente, me desconecta de mis piernas, pies, y pelvis.
Personalmente, me suelo sentir insatisfecha cuando no conecto como me gustaría con mi pareja. Quizás uno va para un lado en los movimientos sexuales, y el otro para el otro lado. Quizás andamos en diferentes sintonías, a destiempo, distraídos… en fin, cada uno tiene sus actividades, personalidades y energías cambiantes, que influyen muchísimo a la hora de encontrarnos en la intimidad.
Pero la insatisfacción sexual también puede ocurrir debido a otros motivos. Veo mucha gente con este vacío todos los días. Algunos ya han renunciado a cambiar su realidad y la dan por sentado. Hay personas que no se sienten amadas, otras que se han encontrado que después de varios años de matrimonio su pareja ya no quiere siquiera tocarles (a veces por viejas heridas, otras por haber perdido la inspiración, el hábito de conectarse, o que se han acostumbrado a no tener sexo por falta de tiempo).
Sin embargo, sea cual sea el caso y su causa, la sensación de insatisfacción tiene una locación física en el cuerpo, por lo que es un proceso COMPLETAMENTE REVERSIBLE, así que no desesperes!!!
Lo primero a tener en cuenta es que si estás sintiéndote así probablemente la energía corporal esté dirigiéndose hacia el centro de tu cuerpo: la sangre se te está retirando, y el oxígeno disminuyendo. Es posible que ya no te sientas ni tan lúcido ni tan despierto. Entonces, GRITA un  alarido salvaje, pisa con fuerza y ahínco, grúñele a la situación, vete a correr al parque, danza con pasión tu canción favorita (una que haga sacar de ti esa POTENCIA de la que eres capaz si inviertes la sensación de frustración), saca hacia AFUERA ese poder y no dejes que te hunda y te apague. Si haces ésto, invertirás el proceso en tan sólo pocos minutos y en vez de que la energía de tu cuerpo se repliegue sobre sí misma (volviéndote vulnerable muy probablemente a enfermarte), desplegarás tus alas de pavo real hacia el exterior, hacia el mundo!. Tu sensación de fuerza y de brillo volverán a ti, y recuperarás tu energía, listo para una nueva aventura!
Mi sugerencia final si estás en pareja y AMBOS se están sintiendo igual, es que no hay nada mejor para disipar ese malestar que JUGAR Y REIRSE el uno con el otro. Así es! Corretearse por la casa haciéndose cosquillas, jugar cariñosamente a ser contrincantes subiéndose a la cama a los almohadonazos (siempre por supuesto midiendo la fuerza para que el juego no se vaya a convertir en algo serio), definitivamente terminará el asunto a CARCAJADAS, a los besos y abrazos, algo que revitalizará su cuerpo y refrescará su mente, listos para un nuevo comienzo lleno de dulzura y disfrute!
¡¿Quieres compartir tu experiencia sobre el tema?! 
contactame a madrid.rominapao@gmail.com
Más artículos en mi blog:

1 Comment

  1. Sr WordPress septiembre 26, 2014 at 2:10 pm

    Hola, esto es un comentario.
    Para borrar un comentario simplemente accede y revisa los comentarios de la entrada. Ahí tendrás la opción de editarlo o borrarlo.