Blog Detail

¿En dónde estás, Hombre?

14 May , 2017,
Romina Madrid
No Comments

Encuentra el valor de lo masculino. Reconócete!

En mi vida he visto y sigo viendo cómo a veces los hombres se pierden en caminos de la mente que no llevan a ningún lado y quedan boyando. A veces en búsqueda de una felicidad indefinida  como si de una trayectoria en coete espacial se tratara… pero es un coete que ha perdido el rumbo y el sentido de la misión.
En medio de este proceso pierden la autoestima, van abandonando todo lo que aman a su alrededor, incapaces de ver con claridad la situación de crisis que tienen frente a sus ojos y siguen hundiéndose en un torbellino que puede o no puede tener fin pero que en el momento en el que ese torbellino termine, si no se han dejado guiar por una fuerza femenina o sanado, en el instante en que abren los ojos se dan cuenta de todo lo grandioso que han perdido (probablemente para siempre) y se arrepienten por no haber valorado lo que tenían.
No sé si soy yo quien ve ésto, o es más común de lo que parece. Y no estoy diciendo que las mujeres no nos perdamos sino que lo hacemos de una manera diferente; nuestro proceso de crisis y sanación es completamente diferente.
Cabe tener en cuenta que los hombres en la historia de la humanidad han tenido que ir a la guerra en casi todas las épocas y en muchos territorios, y éste es uno de sus legados. “Convertirse en hombres” para enlistarse en el ejército, luchar por intereses políticos que muchas veces ni siquiera les pertenecieron, tener que dejar a sus familias sin importar si tenían una esposa e hijos que amaban, y ya en la guerra, luchar a fuerza de cuerpos duros y espadas, matando a otros hombres (los cuales la mayoría también debieron haber dejado a sus familias), hombres humanos tan sólo conocidos por una historia contada por los políticos de turno (interesados por fines enfermizos y poco humanos) quienes los definieron como “enemigos”, e inmersos en un ambiente de incendios, gritos, cadáveres y olor a sangre. Ni hablar de las esposas violadas y los hijos asesinados al volver a casa. (Qué fuerte imagen, no?! pero años y años de historia humana ésta sigue siendo la realidad en varios lugares del planeta).
En fin. Guerreros heridos. Eso es lo que veo en el corazón de los hombres de hoy en día. Un linaje de hombres heridos, perdidos por la tristeza y la falta de propósito. Hoy hay cosas que han cambiado en varios lugares y gracias a Dios no se ha tenido que ir a la guerra. Incluso el rol de la mujer ha mutado de manera que se han hecho fuertes reclamando sus derechos y ya no es necesario ocupar ese rol masculino de único proveedor, por ejemplo. Sin embargo, los residuos de esa cruda realidad queda inserta en la información genética que llevamos.
Veo como necesario una Nueva Visión con respecto a lo masculino. ¿Qué es? ¿En qué consiste lo masculino? (y ésto no tiene relación alguna con la orientación sexual que tenga cada uno ya que absolutamente todos, hombres y mujeres, tenemos nuestro costado masculino como así femenino también. Se trata de las cualidades que representan los dos hemisferios cerebrales pero eso lo explicaré en otro artículo más adelante).
Para el Tantra lo masculino representa la acción dirigida a una meta, la fuerza activa, la dirección, la comunicación, la sabiduría, la luz…etc. Y es el encargado de cuidar y proteger a la parte femenina de la vida, que es fuerte pero delicada como una flor, es decir a la intuición, a la receptividad, al arte, a la belleza, a la vida; es la mano que cuida el brote que recién ha salido; es lo que da soporte externo y estructura a la calidez interior de un hogar, por ejemplo.
En esta instancia el mundo entero necesita que los hombres se reconozcan a sí mismos, que miren a su alrededor lleno de vida: mujeres que los aman y que lo dan todo por ellos, niños que necesitan de su guía y aprendizaje para aprender ésto mismo: a ser hombres. Que necesitan ser guiados en lo masculino también, cuya inocencia está lista para absorber tan valioso conocimiento; y niñas que están listas para educarse sobre cómo un hombre debería tratarlas (y por supuesto que ésto lo va a aprender de su papá varón y que va a copiar los modelos del ejemplo y no de la palabra, es decir, de cómo es tratada su mamá también y lo femenino a su alrededor). Incluso la naturaleza pide ser mediada y protegida por los hombres. Su cuidado es muy importante! Y lo que sigue, dejar ser y apoyar el crecimiento y florecimiento de lo femenino (muchas veces representado en las mujeres), que claro da miedo por lo poderoso que puede llegar a ser pero que es lo más bello y valioso que hay ya que es creadora de la vida misma!. Eres padre, eres hijo, eres hermano, eres tío, eres sobrino, eres abuelo… Eres GUARDIÁN y guerrero del Gran Espíritu.
Así que si eres hombre por favor OBSERVA A TU ALREDEDOR. ¿En la búsqueda de qué extraordinaria felicidad estás si no es de la que tienes ahora mismo a tu lado?. Lo valioso está ahí!. Esperando por que aportes de ti para que todo sea más simple, más saludable y más bello. Reconoce tu propio valor que nada tiene que competir con ningún otro. Honra a tu madre, a tu esposa, a tu hija, a tus ex-esposas, a tu hermana… Honra a tu padre y a tus antepasados varones. Honra a tus hermanos, de sangre y del mundo. Honra a tu propia intuición, sé abierto, amoroso y receptivo. Eres sabio, eres protector, eres hermoso y vulnerable también. Reconócete. Encuéntrate. Entrégate. Compártete en cada momento!. Empieza ahora, con las posibilidades que tengas a tu alcance, y sigue… sigue…